lunes, 25 de agosto de 2014

Las cuentas anuales de una sociedad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las cuentas anuales de una sociedad estarán integradas por la siguiente documentación: el balance; la cuenta de pérdidas y ganancias; un documento que refleje el estado de cambios en el patrimonio neto; un documento que refleje el estado de flujos de efectivo; y la memoria.

Cuentas anuales de una sociedad

- Balance


El balance es el documento contable de mayor importancia. En él figurarán, de forma separada, el activo, el pasivo y el patrimonio neto.

+ Activo


El «activo» se encuentra conformado por la relación de los bienes y derechos que posee la sociedad. En este ámbito debe distinguirse entre «activo inmovilizado» o «activo fijo» (conjunto de bienes y derechos que permanecen en la sociedad más allá de un año contado desde el cierre del ejercicio económico) y «activo circulante» [activo líquido al momento del cierre del ejercicio; o activo convertible en dinero en un plazo inferior a doce meses contados desde el cierre del ejercicio económico (por ejemplo, dinero en cuentas de entidades bancarias, deudas de clientes, existencias)].

 + Pasivo


El «pasivo», que puede dividirse, asimismo, entre pasivo fijo (conjunto de deudas que tiene la sociedad con terceros y que permanecen en la sociedad más allá de un año contado desde el cierre del ejercicio económico) y pasivo circulante (conjunto de deudas que tiene la sociedad con terceros, con vencimiento en un plazo inferior a los doce meses contados desde el cierre del ejercicio económico).

+ Patrimonio neto


El patrimonio neto se encuentra integrado por los fondos propios de la sociedad y por las subvenciones, donaciones y legados que haya recibido la propia sociedad.

Los fondos propios se encuentran integrados por las siguientes partidas principales: capital social + primas de emisión + reserva legal + reservas estatutarias + reservas voluntarias + beneficios del ejercicio económico (o – pérdidas del ejercicio económico) + remanente derivado de ejercicios económicos anteriores (o – pérdidas acumuladas correspondientes a ejercicios económicos anteriores).

A través del denominado «balance de ejercicio» puede advertirse cuál es el patrimonio real que posee la sociedad al tiempo de concluir un determinado ejercicio económico.

La sociedad podrá elaborar el balance de ejercicio «en forma abreviada» cuando concurran determinadas circunstancias previstas en la Ley de Sociedades de Capital. Y la presentación del balance «en forma abreviada» implicará lo siguiente:

1º) Que puedan elaborarse también «en forma abreviada» 2 documentos: a) El documento que refleje el estado de cambios en el patrimonio neto; y b) la memoria.

2º) Que no haya obligación de elaborar el documento que refleje el estado de flujos de efectivo.

3º) Que no haya obligación de elaborar el informe de gestión de la sociedad.

4º) Que no haya obligación de auditar las cuentas anuales.

Pero, además del «balance de ejercicio», en determinadas «situaciones» la sociedad podrá elaborar otros balances: el «balance de situación» y el «balance de liquidación». El «balance de situación» es aquél que determina la situación económica de la sociedad en un momento anterior al cierre del ejercicio económico, y la Ley lo exige en determinadas circunstancias para la realización por la sociedad de ciertas operaciones. Sin embargo el «balance de liquidación» es aquél que se conforma, tras la disolución de la sociedad, a los efectos de establecer el valor de liquidación del patrimonio de la sociedad a efectos de su eventual reparto entre los socios.

- Cuenta de pérdidas y ganancias de la sociedad


La cuenta de pérdidas y ganancias (también llamada «cuenta de resultados») es el documento donde se reflejan los resultados económicos generados por la actividad social a lo largo de un determinado ejercicio económico (no en la fecha concreta en que se produce el cierre del ejercicio económico). A tal fin, la cuenta de pérdidas y ganancias debe reflejar, de forma separada, los ingresos y los gastos producidos durante el ejercicio económico, así como el resultado del ejercicio (el resultado del ejercicio se obtiene de la diferencia entre los ingresos y los gastos). La sociedad podrá elaborar este documento «en forma abreviada» cuando concurran determinadas circunstancias previstas en la Ley de Sociedades de Capital.

- Documento que muestre el estado de cambios en el patrimonio neto


El estado que muestre los cambios en el patrimonio neto se reflejará en un documento que tendrá dos partes. La primera reflejará exclusivamente los ingresos y los gastos generados por la actividad de la sociedad durante el ejercicio económico al que se refiera. Y la segunda parte contendrá todos los movimientos habidos en el patrimonio neto. Este documento se podrá realizar en forma «abreviada» si la sociedad puede presentar su balance en forma «abreviada».

- Estado de flujos de efectivo


El estado de flujos de efectivo es el documento que pondrá de manifiesto, debidamente ordenados y agrupados por categorías o tipos de actividades, los cobros y los pagos realizados por la sociedad, con el fin de informar acerca de los movimientos de efectivo producidos en el ejercicio económico. Este documento no será obligatorio si la sociedad puede presentar su balance en forma «abreviada».

- Memoria


La memoria es el documento que completa, amplía y comenta la información contenida en los documentos reseñados anteriormente que integran las cuentas anuales, para que, en unión al resto de los documentos contables que la sociedad deba realizar, las cuentas de la sociedad reflejen la «imagen fiel» de la propia social desde un punto de vista económico. La memoria podrá realizarse en forma «abreviada» si la sociedad puede presentar su balance de forma «abreviada».

----------

Fuente:
Apuntes del profesor de Derecho Mercantil (Universidad de Cádiz), Pedro Javier Lassaletta García.